martes, octubre 19, 2021
InicioActualidadLa apuesta de Herysan por los sistemas industrializados, el presente y futuro...

La apuesta de Herysan por los sistemas industrializados, el presente y futuro de la construcción

A medida que avanza la tecnología en el mundo, también avanzan las formas en cómo se realizan las actividades y trabajos. El mundo de la construcción no es una excepción: uno de los mayores aportes ha sido la irrupción de los sistemas industrializados, destinados a convertirse en el futuro de este sector, dejando atrás el proceso tradicional que se seguía a la hora de realizar un proyecto de construcción.

En la empresa Herysan, donde se caracterizan por estar a la vanguardia del sector de la construcción y por la búsqueda de procesos innovadores que les permitan cumplir con los requisitos principales de sus clientes, ya están altamente familiarizados con estos sistemas prefabricados que tantas ventajas han aportado al ámbito de la construcción.

¿Qué son los sistemas prefabricados y qué beneficios comportan?

En un mundo donde una cuarta parte de la población mundial habita en viviendas precarias y donde el sector de la construcción destaca por ser uno de los que más contamina del planeta, los sistemas de construcción prefabricados vienen a darle solución a ambas problemáticas.

La construcción industrializada ofrece una serie de ventajas competitivas. La primera de estas es que los procesos productivos pasan de una obra a una fábrica, donde la ejecución de los trabajos se realiza bajo unos controles de calidad mucho más exigentes.

La segunda ventaja de los sistemas industrializados es que los plazos de ejecución pueden verse drásticamente reducidos con una adecuada coordinación previa entre la propiedad, la dirección técnica y la constructora.

Otra de las ventajas competitivas más importantes de la construcción industrializada hace referencia a que, aunque a nivel económico, los costes directos (compra de materiales, mano de obra) pueden ser similares a los sistemas tradicionales, se reducen los costes imprevistos derivados de la falta de mano de obra cualificada para afrontar trabajos tan demandados hoy en día como encofrados, ferralla o albañilería. De la misma forma, la reducción en los plazos de ejecución y la eliminación de la mayor parte de repasos que suelen ser habituales en la ejecución de trabajos in situ repercute positivamente disminuyendo los costes indirectos.

Otro de los beneficios a destacar es la reducción de manera significativa de los riesgos de seguridad y salud asociados a los trabajos en obra. Además, los elementos industrializados permiten organizar y coordinar de forma más efectiva los procedimientos de instalación más óptimos para que se reduzcan o eliminen totalmente riesgos inherentes a la construcción in situ

Por último, otro aspecto a tener en cuenta es que la cantidad de material utilizado para fabricar una pieza podría verse reducida hasta un 60%, bajando así las emisiones en uno de los sectores que más contaminación produce en la actualidad.

Herysan se encuentra a la vanguardia de la construcción

En Herysan son conscientes de que el sector de la construcción se encuentra en constante evolución, con el fin de hacer más eficaces sus procesos y cada vez más clientes están convencidos de que el futuro de la construcción pasa por la industrialización y la digitalización, conceptos con los que Herysan ya se encuentra familiarizado, convirtiéndose en una empresa que marca la diferencia.

Durante los últimos años, Herysan ha puesto en práctica el uso de sistemas prefabricados de construcción en diversos proyectos, que abarcan desde la industrialización de promociones de viviendas hasta naves industriales, pasando por viviendas unifamiliares para particulares, permitiéndoles de esta forma ofrecer a sus clientes las soluciones más novedosas del sector, una alternativa que está llamada a convertirse en el futuro de la construcción.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Popular